Seguro que alguna vez habéis tenido ganas de abrir un buen vino para tomarlo con unos familiares o amigos y os habéis visto en la situación de no tener un sacacorchos a mano.
Para no volverse locos y destrozar el corcho ( y a su vez el vino) hay diferentes maneras de poder destapar el vino sin sacacorchos. 

Armándonos de una percha el proceso se hace más sencillo; lo que debemos hacer es:

1.Poner el extremo superior del alambre de la percha recto
2.Con ayuda de unos alicates doblar la punta del alambre
3.Introducir el alambre doblado en el corcho
4.Una vez dentro doblar el alambre (la muñeca) y estirar hacia arriba.

Otra manera de poder destapar un vino sin sacacorchos es mediante un cuchillo serrucho:

De este modo lo único que debemos hacer es introducir el cuchillo entre la botella y el corcho e ir bordeando la botella a fin de “recortar el corcho” y poder extraerlo.

Y, por último una manera igualmente efectiva es la de introducir la botella dentro de un zapato y golpearla a una pared, gracias a la presión del vino dentro de la botella, el corcho irá saliendo golpe tras golpe hasta que sea posible sacarlo solo con la mano.
Aunque debemos tener cuidado al sacarlo ya que lo más posible es que nos salga algo de vino fuera.

Desde TodoloHago esperamos que os hayan sido de utilidad estos consejos.

¿Te gustó el contenido? entonces es momento de un ;)




Términos relacionados:



Artículos similares:


Etiquetas: ,