Si eres como yo, seguramente disfrutas de preparar unos cuantos pasteles al mes. Los bizcochos convencionales son excelentes opciones para el desayuno o una tarde de té. Se venden muchos polvos que ya se encuentran listos para poder prepararlos por lo cual la receta no es un gran problema, pero puede que hacerlos en el horno sin que se peguen, si represente algunas complicaciones.

Si eres principiante y aún no consigues poder desmoldar un bizcocho correctamente, sin que se pegue y despedace, no te desesperes, es mucho más fácil de lo que parece.

Para lograrlo, simplemente tienes que colocar una generosa capa de mantequilla sobre toda la superficie que tocará la mezcla para bizocho, dentro del recipiente que colocarás en el horno.

Además de esto, debes colocar un puñadito de harina común dentro del molde y sacudir el mismo hasta que la harina alcance a cubrir todo el molde. (Es importante cubrir todo ya que si queda una parte sin harina o mantequilla allí se pegará el bizcocho).

Luego, añade la mezcla, lleva el molde al horno y cuando esté listo el bizcocho, solo debes darlo vuelta sobre una fuenta, se despegará solo.

 

¿Te gustó el contenido? entonces es momento de un ;)





Artículos similares:


Etiquetas: , , ,