El coco rallado es un excelente ingrediente que no puede faltar en la reserva de ingredientes de ningún cocinero. El mismo puede usarse tanto para recetas dulces como saldas y realmente tiene un gran sabor. Hay de quienes gustan mantener su cocina lo más natural posible y por ende tratan de conseguir sus propios ingredientes. Si tienes la posibilidad de conseguir cocos frescos y quieres hacer tu propio coco rallado te mostramos aquí cómo puedes lograrlo.

coco rallado casero

Busca un coco que ya esté maduro y quita una pequeña porción de la superficie usando un cuchillo. Vierte el contenido del coco en un recipiente, guarda ese líquido puesto que puede servirte para recetas, posee un gran sabor.  Parte el coco por la mitad usando un cuchillo.

Con un trapo seco, presiona dentro de las mitades internas del coco para quitar toda la humedad posible.  Envuelve el coco con un trapo seco y déjalo secar al aire libre hasta el otro día.  Cuando ya esté seco al tacto, córtalo en pedazos más pequeños y rállalo usando un rallador de queso convencional.

Mantén los otros trozos que no rallaste en la heladera para cuando necesites más coco rallado casero.

¿Te gustó el contenido? entonces es momento de un ;)




Términos relacionados:



Artículos similares:


Etiquetas: